Menu

A la hora de iniciarse en la soldadura TIG, sin lugar a dudas uno de los puntos más importantes es la elección del electrodo de tungsteno ya que dependiendo de cada proceso este afectará en forma notable el arco de soldadura mejorándolo y optimizándolo.

El material
La elección de este material como electrodo para la soldadura TIG se debe a ser el metal de mayor punto de fusión 3410°, comparándolo con el hierro 1536°, el cobre 1038° o el aluminio 660°.

Durante década los fabricantes de Tungstenos han alterado la composición de estos para obtener mejores resultados al utilizarlos para la soldadura TIG contaminándolos con distintos óxidos.

Mediante estas aleaciones se obtuvieron mejoras en el encendido del arco, la estabilidad del arco y disminución de la erosión de la punta.

La siguiente tabla describe las diferentes aleaciones, las clasificaciones de la AWS e ISO con sus códigos y colores y la cantidad de oxido en su composición:

Tabla tungstenos

La diferencia de colores entre las dos normas sumada a la falta de información suelen provocar confusión entre los usuarios, en ocasiones quienes utilizan este sistema solo reparan en el color del extremo de la varilla y no en la composición química del material.

La siguiente es una descripción de cada uno de estos tipos y sus usos:

Tungsteno al 2% Thorio

Éste es el más comúnmente usado ya que fue el primero que exhibió una mejora significativa respecto al tungsteno puro.

Su aplicación es en CC, el oxido de Thorio facilita el encendido del arco y la hace resistente incluso pasado de amperaje.

Aunque es el más usado de los tungstenos en CC en determinadas aplicaciones se está prohibiendo por ser el Thorio radioactivo y perjudicial para la salud.

El Thorio es un material emisor de rayos Alpha lo que lo hace peligroso, el electrodo en si no es peligroso a la manipulación ya que el Thorio se encuentra contenido en la estructura matricial del Tungsteno lo cual minimiza las emisiones radioactivas. El problema surge principalmente al
momento de afilarlo e inhalar la limadura generada en este proceso, también en menor medida los humos de soldadura también son
perjudiciales.

La AWS (sociedad americana de soldadura), en su «Specification A5.12 para los electrodos de tungsteno y aleaciones de Tungsteno para la soldadura de arco y Corte» indica:

El Thorio es un material de baja radioactividad y presenta riesgos a la exposición externa e interna. Si es factible una alternativa debe ser usada.

Durante el afilado de la punta se genera polvo radioactivo, con el consiguiente riesgo de exposición interna.

Consecuentemente, es necesario utilizar sistemas de ventilación para controlar este polvo y su fuente de emisión, complementado si es necesario
con equipo de protección respiratoria.

Otras asociaciones también se expresan sobre este asunto. La TWI (instituto de soldadura) versión inglesa de la AWS:

El Thorio es ligeramente radioactivo con una larga vida media y emite principalmente partículas Alfa, ocasionalmente emite radiaciones Beta y
Gamma. Las partículas Alfa no penetran la piel, sin embargo son perjudiciales si son ingeridas o dentro de los pulmones, donde actúan como cancerígenos.

El oxido de Thorio es por lo tanto un material radioactivo de bajo nivel el cual puede dar lugar tanto a un pequeño riesgo externo como a uno interno
por inhalación o ingestión. El riesgo externo para un soldador que sostiene un electrodo durante un año es una fracción muy chica de la dosis máxima
de radiación permitida y se concluye que el riesgo de radiación externa es insignificante.

Durante el proceso de afilado, partículas de tungsteno se pueden producir con Thorio en su superficie. Es este polvo de partículas el que crea el mayor
riesgo, estas pueden ser inaladas y el Thorio pude liberar partículas Alfa de su superficie.

En un control de mediciones de muestras de aire llevadas a cavo durante el proceso de afilado se concluyó que las concentraciones se aproximan o
incluso exceden concentraciones para las cuales se deben considerar designar el área como área controlada según lo define la Regulación de Radiaciones Ionizantes de 1999.

De todos modos, el riesgo de cáncer en la soldadura TIG debido a la exposición al Thorio es muy bajo, el tiempo de exposición de los individuos
es siempre bajo.

Es por este riesgo que la migración a nuevas aleaciones es cada vez mayor, por ejemplo la industria alimenticia y la farmacéutica prohíben el uso de
este tungsteno, incluso realizan pruebas de Thorio en la soldadura que de dar positivas obligan a rehacer el trabajo.

Pues bueno hoy lo dejamos aquí y en el próximo post completaremos el resto de materiales tales como Cerio, Lantano y Zirconio y abarcaremos el tema de los diámetros del tungsteno.

Comparte este artículo !
Sobre el autor: Rafael
0 Comentarios

Leave a Comment

Su e-mail no sera publicado